Licor de clementina casero

Os proponemos realizar un licor utilizando clementinas, una receta fácil y muy entretenida ¿queréis saber cómo prepararlo? ¡Pues manos a la obra!

Históricamente, los licores derivan de mezclas de hierbas medicinales, preparadas por monjes o curanderos.

Se definen como licores de hierbas y/o frutas las bebidas obtenidas mediante la maceración en aguardiente y endulzadas con azúcar o miel.

La distinción entre licor y otras bebidas alcohólicas no es sencilla, porque en la actualidad muchas bebidas alcohólicas son dulces, de ahí la confusión. La diferencia está en la preparación, las bebidas alcohólicas con sabor no están preparadas mediante infusión. El grado mínimo de un licor es de 15% vol.

La mandarina clementina es uno de los cítricos que más agua contiene, posee altos niveles de vitamina C, potasio, magnesio y fósforo. Posee también antioxidantes, son beneficiosas para la salud en la prevención de resfriados por su alto contenido de vitamina C. Se trata de una fruta rica en sabor y nutrientes.

Os proponemos realizar esta receta ya que se le pueden dar muchos usos en la cocina, además de ser digestivo para después de comidas o cenas, ¡un regalo para el paladar!

INGREDIENTES:

  • 10 clementinas
  • 1/2 litro de aguardiente 50º
  • 250 gr. de azúcar 
  • 1/2 litro de agua mineral
  • Granos de anís

PREPARACIÓN:

  1. Lavamos con agua las clementinas y las secamos.
  2. Pelamos las clementinas y cortamos las cortezas en tiras muy finas.
  3. Esterilizamos un tarro previamente y a continuación ponemos las cortezas en su interior.
  4. Añadimos el aguardiente a la cortezas de clementinas.
  5. En un mortero, machacamos unos granitos de anís, luego lo agregamos al aguardiente y las cortezas y dejamos macerar durante 15 días.
  6. Después de que transcurra este tiempo, mezclamos el agua mineral y el azúcar, removemos bien y lo añadimos al tarro. Dejamos que la nueva mezcla macere durante 6 semanas más.
  7. Pasado este tiempo, filtramos la mezcla por una tela, lo vertemos en una botella y lo serviremos muy frío.

¡Una receta fácil y muy rica para después de las comidas!

Deja un comentario