Cupcakes de naranja

Hoy os proponemos una receta para comenzar con alegría el otoño: cupcakes de naranja con buttercream

Para esta receta, nosotros hemos hecho un total de 40 cupcakes de tamaño pequeño para tomar con el café, pero también se pueden hacer la mitad de tamaño normal para desayunar o merendar.

INGREDIENTES:

Para la masa:

  • 1 yogur natural (125 gr)
  • 3 huevos
  • Azúcar (2 medidas de yogur)
  • Harina (3 medidas de yogur)
  • 1 naranja grande
  • Aceite (1 medida de yogur)
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • Chocolate para fundir (opcional)

Para la buttercream:

  • Queso crema (tipo Philadephia 150 gr)
  • Azúcar Glass (150 gr)
  • Esencia de vainilla
  • Cacao en polvo (opcional)

PREPARACIÓN:

Elaboración de la masa:

  1. En primer lugar, vaciamos el yogur en un bol (así tendremos la medida disponible para el resto de ingredientes).
  2. Añadimos en el mismo bol la harina tamizada, el azúcar, el aceite, los 3 huevos y la levadura. Batimos hasta que quedan todos los ingredientes integrados.
  3. A continuación, trituramos la naranja (piel incluida) y la añadimos a la masa. Volvemos a mezclar.
  4. Opcional: añadimos el chocolate fundido (si las queremos hacer de chocolate).
  5. Vertemos la masa obtenida en los diferentes moldes y los colocamos en el horno (previamente calentado) a 180º durante 5 minutos. (El tiempo de horno variará en función del tamaño del molde, en nuestro caso al ser pequeñas con este tiempo sería suficiente).
  6. Si no estamos seguros/as podemos pinchar el cupcake con un palillo, y si sale seco, ¡está listo!
  7. Reservamos y dejamos enfriar.

Elaboración de la buttercream:

  1. Ponemos el queso crema en un bol.
  2. Empezamos a echar el azúcar glass poco a poco mientras batimos hasta que la mezcla sea suave y cremosa.
  3. Añadimos un chorrito de esencia de vainilla.
  4. Por último, podemos añadir cacao en polvo.
  5. Guardamos en la nevera para que esté frío.

Cuando tengamos la masa y la buttercream frías, llega el momento de adornar.

Metemos la butercream en una manga pastelera y hacemos formas circulares sobre los cupcakes y si queréis que queden más bonitas, siempre podemos añadir adornos, ¡como virutas en nuestro caso!

¿Os animáis a probarla?