Hoy te dejamos una receta deliciosa, perfecta para un buen desayuno o merienda.

¿Qué es la chía?

Las semillas de chía son las semillas comestibles de Salvia hispanica, una planta con flores de la familia de la salvia nativa del centro y sur de México. 

Tiene muchas propiedades, es un alimento muy rico en fibra, proteínas vegetales y grasas buenas.

Te contamos cómo usarlas en una receta sencilla de 3 pasos:

INGREDIENTES

  • 1 vaso de leche de avena
  • 4 cucharaditas de semillas de chía
  • 1/2 cucharadita de canela
  • Endulzante (opcional)
  • Trozos de clementina
  • Chocolate negro

ELABORACIÓN

  1. Ponemos las semillas en un vaso y añadimos la canela y el endulzante (si queremos darle un toque dulce)
  2. Echamos la leche, removemos bien y lo dejamos reposar en la nevera mínimo 8 horas para que espese.
  3. Una vez que han pasado las 8 horas, lo sacamos y removemos de nuevo. Añadimos la fruta y el chocolate por encima y… ¡Listo!