¿Te apetece algo dulce?

Hoy te traemos un bizcocho súper fácil e ideal para desayunar, acompañarlo con tu café en el almuerzo, merendar, postre… en definitiva, ¡Para cuando tú quieras!

INGREDIENTES

– 200g de harina

– 200g de mantequilla blanda

– 200g de azúcar

– Ralladura de 3 clemenules

– 4 huevos

– 1 cucharadita de levadura

– 1 cucharada grande de almendra molida

– 4 cucharadas de nata líquida

Y para darle un toque más sabroso…

– 7 cucharaditas de zumo de clemenules

– 2 cucharadas de azúcar

ELABORACIÓN

¿Listos? Prepara tu batidora y… ¡Vamos a por ello!

  1. Ponemos en un bol la mantequilla blanda y comenzamos a batir hasta que obtengamos una consistencia cremosa.
  2. Añadimos en el mismo bol la ralladura de las clemenules, el azúcar y seguimos batiendo.
  3. Agregamos a la mezcla un huevo y batimos, y seguimos este proceso con los 3 huevos restantes.
  4. Incorporamos la harina y la levadura y batimos toda la mezcla de nuevo.
  5. Una vez obtenida la mezcla de textura espesa pero suave, añadimos la nata líquida y la almendra molida y de nuevo batimos todo.
  6. Cuando ya tenemos la mezcla sin grumos, preparamos un molde untado con mantequilla y vertemos toda la mezcla.
  7. Con el horno precalentado a 180º, introducimos nuestro bizcocho y lo dejamos que se haga durante 1 hora aproximadamente.
  8. Mientras tanto, preparamos en un bol pequeño el zumo de clemenules, le añadimos el azúcar, y lo calentamos hasta que hierva en el microondas o en un cacito al fuego.
  9. Cuando el bizcocho esté listo, lo retiramos del horno y lo pinchamos con palillos hasta hacer unos cuantos agujeros.
  10. Cogemos un pincel y lo pintamos con la mezcla del zumo y azúcar.
  11. Una vez se absorba, espolvoreamos un poco de azúcar por encima y…
  12. ¡Listo! Ya solo te queda disfrutar.

¿Qué te ha parecido? ¡Envíanos tu resultado y cuéntanos qué rico estaba!


0 comentarios

Deja una respuesta