Este mes os enseñamos una receta facilísima y perfecta para darte un capricho en el desayuno o la merienda, ¡para chuparse los dedos!

Jugoso, fácil de hacer y delicioso. Es la combinación de perfecta de sabor para que le guste a todo el mundo. Se trata de una variante del bizcocho más común, el de yogur, el de toda la vida, que se prepara con la medida del recipiente de yogur. Le añadiremos una cobertura con chocolate fundido para darle un toque más de sabor.

INGREDIENTES:

  • 2-3 clementinas
  • 3 huevos
  • 1 yogur natural 
  • 200 gr. de harina (3 vasos del yogur)
  • 250 gr. de azúcar (2 vasos del yogur)
  • 15 gr. de levadura 
  • 120 ml. de Aceite de Oliva Virgen Extra

INGREDIENTES COBERTURA:

  • 180 gr. de chocolate para cobertura
  • 180 ml. de nata líquida

PREPARACIÓN:

  1. Precalentamos el horno a 180 gr. durante 5 minutos.
  2. Lavamos las clementinas, las pelamos y las troceamos. Las añadimos al vaso de batidora y las trituramos bien
  3. Separamos las claras de huevo y las montamos a punto de nieve. Reservamos para más adelante.
  4. En otro cuenco, batimos las yemas del huevo con el azúcar.
  5. Añadimos el yogur a la mezcla e integramos muy bien todos los ingredientes.
  6. Añadimos a la mezcla, la naranja triturada y mezclamos todo muy bien.
  7. Incorporamos el AOVE poco a poco mientras mezclamos con una varilla.
  8. A continuación, echaremos la harina, que antes hemos tamizado, con la levadura e integramos todos los ingredientes para no tener grumos.
  9. Por último añadimos las claras con cuidado para que no se bajen.
  10. Vertemos la masa en un molde, engrasado con mantequilla y con un poco de harina espolvoreada.
  11. Horneamos el bizcocho durante 45 minutos a 180º y comprobamos con un cuchillo, al clavarlo, si sale limpio ya estará cocido.
  12. Sacamos del horno y dejamos enfriar un ratito antes de desmoldar.
  13. Para la cobertura, calentamos la nata en un cazo a fuego medio hasta que hierva. Apartamos del fuego y añadimos el chocolate troceado, removemos todo bien para disolver el chocolate por completo, hasta obtener una crema de chocolate.
  14. Cubrimos el bizcocho con la cobertura y la repartimos bien por toda la superficie. Dejamos enfriar durante al menos una hora antes de servir.

Ya solo queda disfrutar de un trocito de este bizcocho con un buen café.

Categorías: recetas